Tránsito

Pantera feroz

Tránsito es una mujer de mirada profunda y felina, de curvas imperfectas, donde perderse es un placer laberíntico.

Tránsito sabe mover sus manos para que miren donde ella indica, quién busca su boca con los ojos, encuentra un corazón rojo, con una medio sonrisa.

Su pelo es la luz que ilumina la estancia en la que entra, su presencia ocupa justo el espacio que elige.

Tránsito es la mujer que se reconoce no inocente y libre de culpa, no conoce la vergüenza y acaricia su sexo mirándote a los ojos, pide lo que quiere y sabe cuándo demandarlo.

Es el poder de la esencia femenina, es la canción que entra por el oído y te ruboriza, pues tú pensamiento está gozando un placer secreto.

Tránsito deambula dentro de cada mujer, de todas, incluso de la que ni se lo imagina.

Solo tienes que cerrar los ojos y buscarla dentro de ti, ella te espera mordiéndose el labio…


Contando lentejas

Pantera feroz

Siempre me hago responsable de lo que digo,expreso mis sentimientos,pero no puedo responsabilizarme de cómo los siente quién los escucha.
Si el oyente se siente dolido tiene que buscar en él porqué le dañó lo oído sin culpar al otro(es lo más fácil)si no buscándose en si mism@..

Jamás dejes que te hagan sentir culpable de una emoción que no te corresponde, aunque hayan sido tus palabras el desencadenante de ese sentir.
Se podrá debatir sobre eso, se podrá estar o no de acuerdo, pero lo que siento yo es mío y lo que sientes al escuchar es tuyo.


Espejismo mágico

Pantera feroz

Hay un espejo mágico en ese espacio de nuestra mente, dónde nos muestra una realidad que idealizamos, que tal vez inventamos mientras nos leían aquellos cuentos de hadas y brujas.

Ahí comenzó una batalla a caballo desbocado entre lo lógico y lo mágico.

Los castillos que se desploman de un plumazo…

El primer ladrillazo te deja mirando hacia atrás, con los brazos en alto batiéndose entre ese primer polvo, qué de mágico no tenía nada.

Queriendo echar la culpa a alguien, buscando culpables  moviendo la cabeza de un lado a otro…

Ni yo fui nunca una princesa, ni mi boca supo a fresa.

Los espejos me sirven mucho más ahora, desde las ruinas de varios castillos.

Hoy miro hacia atrás y sonrió, hoy finjo mucho más sinceramente, y digo verdades cuando lo creo necesario para mí.

Y si…cada vez me importa menos esa magia.

Rugiendo

Pantera feroz

Me echo a la calle para no ver lo visto

Vuelvo la cara al sentir que no es mío

Ja!!

Simposio de relaciones humanas, diálogos y razonamientos de cómo funciona el pensamiento, el cuerpo en ciertas ocasiones.

Esas relaciones que sirven de espejo y lo mismo te da risa que miedo.

Ve con tiento que hay navajas en el ambiente y mucho pirado suelto

Bahh no pasa nada..

Pero siento la fiera que ronronea en mi rincón.

Una infusión de te verde para no oxidarte

Una transfusión de novedades irreales que no entiendas ni tu

Un vestido que tape lo que no quieres mostrar y ya estás preparada para sonreír de mentira.

Miro, pero veo…

Ja!!

Que hay una fiera que ronda en mi rincón

Las tripas

Pantera feroz

Cuando me sonríe siento mis tripas
Lo mismo pasa si noto su gesto triste
En las dos opciones puedo apreciar lo mismo cocinándose en mi estómago: La sensación de que voy a tener que salir corriendo al baño.
Algo se precipita disfrazado de positivismo.
Un pellizco que no quiere serlo.
No es malo sentir lo desagradable, es malo advertir la careta, lo solapado…
Es decepcionante observar un carnaval tan evidente y tener que callar.