No hay prisa

Pantera feroz, Recuerdos

Donde el tiempo escoge a su antojo la rapidez y la lentitud
nosotros deberíamos elegir la calma para tomarnos los minutos y ponerles un ritmo
no para sentirlos más intensamente, ni para dejarnos llevar por la prisa, si no tan solo para vivirlos y sentir que se están viviendo…
porque cúando pasa el tiempo, todos esos minutos vividos, son recuerdos…
si nos hemos quedado mucho tiempo en un momento de dolor, el recuerdo se convierte en tortura
si los hemos querido vivir muy intensamente, pasan a ser idílicos
Nada es tan bueno, ni es tan malo
Yo me quedo con los minutos vividos de toda mi vida, donde me he precipitado o me he quedado sufriendo demasiado rato…
He experimentado el cambio en el aprendizaje (y lo que me queda…) de que todo pasa por algo y sirve para mucho
El tiempo no es oro, es vida…
pero también hay otra vida y otro tiempo….

Mis ausencias

Recuerdos

Hoy voy a recordar a mis muertos, promete ser largo el texto.

Mi primer muerto fue mi abuela paterna María Serafina, una mujer bajita y redondita, en su forma de pensar era más adelantada a su tiempo, aunque vistiese de luto y luciese un pequeño moño, la recuerdo siempre con una sonrisa, su mano “regilando” la mirada viva, uno de mis mejores recuerdos es cuando fue a verme bailar ballet, para ella fui la mejor y la más guapa, me regaló una muñequita que en la falda tenía caramelos 😍

Murió un día de fiestas, pues recuerdo que me tocó ir a buscar a mis hermanos gemelos, que estaban en las vaquillas. Estaba dormida para siempre, recuerdo que quería vomitar, porque tenía miedo y mucha pena, me hicieron besarle pero no pude
La quise como quiere un niño, sin dar importancia a nada, ahora la quiero importándome y aportándome lo que entonces desconocía ❤
Mi primo Toni, el bebé más bonito que he visto nunca, murió a los cinco años,era hermoso, sus mofletes estaban siempre sonrosados, era un ángel, no recuerdo su voz, pero si como corría, su pelo, recuerdo que me dió rabia su pérdida,lo entendía injusto y no sabía que no siempre hay un culpable, en fin, sé que le quise y que vive en mi memoria correteando por ella❤
Mi hermano Alberto, no es pasión de hermana, pero… que tío más guapo y más bien plantao, hablar de él sin mentar a su gemelo es como reflejarse en un espejo ciego, los dos tipos más pintureros junto con mi primo Raúl, que he conocido nunca.
Alberto era bromista, de carácter amable, conversador y cariñoso, tenía miles de defectos, no os penséis que lo creía perfecto, pero será el amor, que me lleva a sus virtudes
Tengo muchos recuerdos, pero el más grande es cuando Alberto y José Marí me llevaron de vacaciones a Londres, Dios míooo, que viaje, cuantas risas, esa noche en un chino mis hermanos de palmeros y yo cantando por Lole y Manuel para un tipo que nos invitó a cenar (forma parte de una historia extravagante donde las haya)
Murió un viernes a las tres de la tarde, no hubo un descanso más triste, silencios más dolorosos, no fue dulce, ni aceptada su partida, recuerdo a José Mari destrozándose los nudillos, le sangraba la mano y se cagaba en Dios.
Veinticinco años sobre una cama, generó mucha violencia…
Hoy en día le sigo pensando y queriendo ❤
Encarna, una mujer preciosa por dentro,l hermana de mi cuñada, ha estado desde siempre en mi vida, desde que era pequeña, recuerdo su olor, su voz, era tan buena, sabía querer muy bien, a mi me enseñó muchas cosas,me gustaba su punto de vista, mi último recuerdo con ella es un cigarrillo juntas en las escaleras de su casa y un abrazo largo de despedida que las dos sabíamos que era para siempre, aún me guardo todo el amor que sentí ❤
Mi tía Toñi, terrible esa mujer, se notaba cuando estaba, tenía mucha presencia, energía en movimiento constante, morena, racial, graciosa como ella sola, gallinita para sus hijos y la adoración de mi tío (uno de mis tres angeles)
Yo recuerdo su voz, las risas, mi madre la quería mucho, lo último que le dijo es que no le olvidásemos, no puedo ni quiero hacerlo, el cariño no me dejaría ❤
Mi tía Felisa, mi tía…sabes que diría de ella? Era una mujer de presencia discreta, pero no pasaba inadvertida,
Que me encantaba estar con ella,le quise mucho muchooooo, tengo miles de vivencias con ella y todas me hacen sonreír, en sus últimos días en el hospital la visite bastante, tuvimos conversaciones muy interesantes,el día antes d irse, estuvimos hablando del miedo que tenía a morir, yo estaba escribiéndole una carta que le prometí le iba a leer ese día sobre ese tema, cuando me llamó su hija, para decirme que ya no estaba… Me quedé mirando el “querida tía” ,llorando me despedí en esa carta, que no sé qué fue de ella, si sé lo que fue del amor, siguió conmigo hasta el día de hoy ❤
Sancho,mi segundo padre, el que me veía detrás de mis ojos y sabía mucho más de lo que decía
Un hombre íntegro, bueno, cariñoso, fue un hombre que me enseñó más con lo que se calló, que con lo que dijo, me supo colocar en un lado de su corazón y pasara lo que pasara no me movió un milímetro, ni yo a él.
Conocí lo grande que era la generosidad de su mano, le querré todos los días y me quedo con aquellas tardes conversando en el balcón de kotxeras❤
Mamá y papá … He dicho mucho sobre ellos, así que seré breve, para definir lo que siento diré que solo existe un tiempo verbal para el amor que vive en mi hacia ellos, les quiero.
Me quedo con todo lo vivido y destaco la dulzura de ella y las ganas de vivir de el❤
Tío Leandro, otro de mis tres angeles, ese que dejó su descanso para que descansara yo, un señor con todas las letras, guapo, guasón, peleón, cariñoso, anda que no hemos discutido y también me lo he comido a besos, le echo de menos, se me quebró el alma con su pérdida, me quedo con su silbido, ese que a veces oigo y parece mentira, le querré siempre ❤
Tía Leandra mi abuela sin serlo, he crecido con sus canciones en francés, con una memoria prodigiosa que heredó la prima Cris, con su carácter aparentemente duro, que luego nos consentía todo y más, sus comidas todas ricas, los dulces que sabían a ella, presumida y preciosa de vida itinerante y dura, cuanto nos ha dado a todos, la amo desde las tripas, desde muy por dentro
Recuerdo que me hablaba en francés, pero en la calle me daba vergüenza hablarlo y a ella le daba la risa, recuerdo esos veranos en su casa llena de gente siempre, el verano era ella, para todos ella fue muy grande ❤
Tío Benito, un señor serio, recto, de niña me imponía muchísimo respeto, como decía mi madre “tu tío Benito es el ton con el son” la cosa cambió con el tiempo, resultó ser un hombre muy cercano, cariñoso, familiar y buen conversador, personalmente lo descubrí más tarde de lo que me hubiera gustado, me quedo con sus migas y un secreto que me hace quererle con admiración y con un respeto más consciente ❤
Tía Dolores, Tita, elegante, esbelta, una mujer que hacía girar la cabeza, la tengo muy presente, se me fue antes de un viaje programado,pero también vino, me gustaba como contaba las cosas, como se miraban mi tío y ella, envidiaré siempre su espíritu aventurero, esa poca pereza para subirse a un escenario y ser una estrella, se emocionaba con facilidad, le gustaban las películas de miedo…. murió siendo la anciana más joven del mundo.
Le sigo queriendo mucho, su recuerdo me hace sonreír siempre ❤
Tío Leoncio, de el diría que era una persona peculiar, inusual, un hombre inteligente e intelectual para su tiempo, independiente y familiar, bueno, amable, un hombre interesante al que le gustaba leer y escribir, para mi el más artista.

Este espacio de escritura se titula haciendo un guiño a un libro que escribió y nunca publicó.
Me gustaría recordarle enseñándome vídeos y leyéndome una poesía, que lo hizo, pero aún me persigue su mente huida, su mirada perdida, todavía me duele pensarle, le quiero con mucha ternura y le cuido cuando pienso en el ❤

Cuerdas y equilibrios

Pantera feroz, Recuerdos

Podría sonar abatida por como escribo el texto, pero no.

No hay dolor en mis lágrimas que resvalan al colgar el teléfono

Las ganas de vivir empiezan en esa voz que escuché desde siempre, esa palabra de arrullo que me dormía a las noches…

Ahora herido, pero entero, dañado, guerrero de apenas carne, con piel de acero

Mi jilguero con guitarra, mí Quijote y sus voladuras, mi pequeño hermano mayor

Hoy te veo fuerte, dando pasos firmes en tu cuerda floja.

Ojalá podamos cantar un blus…¿Te acuerdas?

Como antes, antes de saber que amaba ese sonido que me enseñaste tu…

Navidad con regusto

Lobo rosa, Recuerdos

Me reconcilie contigo Navidad, pero ya no te quiero lo mismo, te cuido en mi recuerdo por lo que fuiste, mimaré en mi memoria los días donde todo brillaba, con la ilusión que se pone cuando se tiene intención de disfrutar y que disfruten con ello, te quiero, pero como quien quiere después de perdonar

Un día espero mirar tus luces sin que su destello me pellizque y comprenderé completamente que no puedo culparte de notar ésto, deseo volver a sentirte libre en mi…

Agradeceré  tu bien venida, porque sé que siempre me vas a esperar, Navidad!!

La tierra

Recuerdos

Sabe que se tiene que ir.

Encoje los pies, siente todos los agujeros de sus zapatos.

Nota cuando entra el aire por esos huecos, le recuerdan que ya tiene que tomar la decisión.

Hasta hace poco le servían, caminaba cómodamente por un camino conocido desde siempre.

Pero ya no, no hay futuro, como decían los punks en los ochenta…

Mira atrás y le duele, mira a delante y lo teme.

Mira atrás y se ancla a la tierra que tanto le dió, mira adelante, lo que ve es oportunidad.

Atrás queda lo conocido, lo que manejó con destreza, las raíces.

Delante tiene lo desconocido, brillando como la hoja de afeitar.

Solo puede hacer dos cosas, su decisión está tomada.

Las sueñidades

Lobo rosa, Recuerdos

Todo el mundo tiene un sueño y cada cual, sueños rotos
sueños cumplidos.
Reina la paz en ese hueco donde se fabrican los anhelos
no hay nubes negras que lo cubran, bailan libres
crecen sanos , los vemos desarrollarse cuando cerramos los ojos.

Algunos se hacen viejos, esperan flotando, sonriendo
observando como otros se realizan, sin presionar,
sin preguntar porqué ellos no.

Vi caer un sueño, hacerse añicos, me brillaron los ojos…
lo que no se olvidó estalló en mil pedazos,
justo cuando parecía que iba a ser real.
Pudo ser una tragedia, pero solo dolió.

El olor de la parca

Pantera feroz, Recuerdos

Cuando la vida huele a muerte la dermis reacciona erizándose
Su olor es distinto a todos los que olí, huele dulce y amargo, sutilmente rancio…
Es de esos aromas que se pegan al final del tabique nasal y en el fondo del paladar, se quedan allí para siempre.
Leves latidos que bombean la sangre cada vez más lento.
La respiración discontinua se entrecorta, ronca el cuerpo, suena desde un lugar muy profundo.
Lo físico se prepara para desgajarse, le mece el sueño separándolo así de lo mental.
El aliento perfuma su espacio más cercano y en extractores violentos o sin ellos se va alejando de lo que fue su parte emocional o espiritual.
Ya solo queda un cuerpo,
Le abandonaron sus recuerdos, sus emociones quedaron en el aire, observando un entorno al que ya no pertenecen.
En la muerte aveces también hay belleza, pero para verla hay que comprenderla y asumirla como algo natural.

Viejencias

Pantera feroz, Recuerdos

espejovenEn esta semana he vivido momentos que me han llevado a reflexionar sobre la vejez.
Calleron en mis ojos lecturas que escribí hace tiempo, he tenido conversaciones al respecto que han revuelto una realidad que no he experimentado en mi, me puse en sus pellejos y he sentido la frustración de una anciana, que en compañía se sentía sola y otr@s como ella tenían un mismo sentir, sus cuerpos estaban en un lugar donde ya les era hostil, la calle ya no era ocio si no obligación, sus casas no eran ya hogares, sus presencias ya no eran tan bien venidas…
Quise ponerme en sus pieles y la vida olía mal, si, puede sonar horrible, pero así sentí

Antigua

Recuerdos

Ya no se caen fotografías al suelo al abrir un álbum, porque ya no tenemos álbumes.
Ahora no fotografiamos un paisaje y lo colgamos en el salón.
No tenemos tiempo para pasar las hojas llenas de imágenes nuevas, porque lo nuevo es no poder tocar esa fotografía sin que se mueva o pase a la siguiente, el movimiento de dedo que te saca de ese estado de embriaguez en un pulso.
En mi cabeza no se me escapan las vacaciones, aún sé cuando y con quién fui, pero dentro de un tiempo no voy a recordar todo…
Quiero tener mi vida en papel, como l@s de antes.
Mañana, cuando tenga el tiempo de no trabajar, quiero sentarme y mirar cómo pasó mi vida, con quién compartí risas y lloros, como crecimos, que visitamos, a quienes amamos, quiero quedarme en los momentos que elija y pasar mis dedos por una mejilla de papel sin temer que mi tacto la haga desaparecer.
No sé si la tecnología nos hace pensar menos en lo de ayer, más bien creo que la usamos mal y nos escondemos en ese pensamiento.
Me gusta cuando voy a casa de un@ de mis ti@s y me sacan ese montón de fotografías, huelen a historia, en una sale alguien desconocido que es parte de ti, otras esa parte de ti cuando eras niña y posabas con un/a prim@ en la boda de vete tú a saber, pero se te olvidó que le querías mucho y ya apenas l@ ves,
De pronto aparece otra que te envía a una parte de la familia, de unos vecinos, de una fiesta patronal en la que se respira felicidad, aunque en sus atuendos se refleje una realidad que no se podía fotografíar…
Quiero seguir sabiendo quién soy y porque, el papel me da y me quita mucho más de lo que yo pensaba.10762218-viejo-álbum-de-fotos-aisladas-sobre-fondo-blanco