Cuerdas y equilibrios

Pantera feroz, Recuerdos

Podría sonar abatida por como escribo el texto, pero no.

No hay dolor en mis lágrimas que resvalan al colgar el teléfono

Las ganas de vivir empiezan en esa voz que escuché desde siempre, esa palabra de arrullo que me dormía a las noches…

Ahora herido, pero entero, dañado, guerrero de apenas carne, con piel de acero

Mi jilguero con guitarra, mí Quijote y sus voladuras, mi pequeño hermano mayor

Hoy te veo fuerte, dando pasos firmes en tu cuerda floja.

Ojalá podamos cantar un blus…¿Te acuerdas?

Como antes, antes de saber que amaba ese sonido que me enseñaste tu…

Navidad con regusto

Lobo rosa, Recuerdos

Me reconcilie contigo Navidad, pero ya no te quiero lo mismo, te cuido en mi recuerdo por lo que fuiste, mimaré en mi memoria los días donde todo brillaba, con la ilusión que se pone cuando se tiene intención de disfrutar y que disfruten con ello, te quiero, pero como quien quiere después de perdonar

Un día espero mirar tus luces sin que su destello me pellizque y comprenderé completamente que no puedo culparte de notar ésto, deseo volver a sentirte libre en mi…

Agradeceré  tu bien venida, porque sé que siempre me vas a esperar, Navidad!!

La tierra

Recuerdos

Sabe que se tiene que ir.

Encoje los pies, siente todos los agujeros de sus zapatos.

Nota cuando entra el aire por esos huecos, le recuerdan que ya tiene que tomar la decisión.

Hasta hace poco le servían, caminaba cómodamente por un camino conocido desde siempre.

Pero ya no, no hay futuro, como decían los punks en los ochenta…

Mira atrás y le duele, mira a delante y lo teme.

Mira atrás y se ancla a la tierra que tanto le dió, mira adelante, lo que ve es oportunidad.

Atrás queda lo conocido, lo que manejó con destreza, las raíces.

Delante tiene lo desconocido, brillando como la hoja de afeitar.

Solo puede hacer dos cosas, su decisión está tomada.

Las sueñidades

Lobo rosa, Recuerdos

Todo el mundo tiene un sueño y cada cual, sueños rotos
sueños cumplidos.
Reina la paz en ese hueco donde se fabrican los anhelos
no hay nubes negras que lo cubran, bailan libres
crecen sanos , los vemos desarrollarse cuando cerramos los ojos.

Algunos se hacen viejos, esperan flotando, sonriendo
observando como otros se realizan, sin presionar,
sin preguntar porqué ellos no.

Vi caer un sueño, hacerse añicos, me brillaron los ojos…
lo que no se olvidó estalló en mil pedazos,
justo cuando parecía que iba a ser real.
Pudo ser una tragedia, pero solo dolió.

El olor de la parca

Pantera feroz, Recuerdos

Cuando la vida huele a muerte la dermis reacciona erizándose
Su olor es distinto a todos los que olí, huele dulce y amargo, sutilmente rancio…
Es de esos aromas que se pegan al final del tabique nasal y en el fondo del paladar, se quedan allí para siempre.
Leves latidos que bombean la sangre cada vez más lento.
La respiración discontinua se entrecorta, ronca el cuerpo, suena desde un lugar muy profundo.
Lo físico se prepara para desgajarse, le mece el sueño separándolo así de lo mental.
El aliento perfuma su espacio más cercano y en extractores violentos o sin ellos se va alejando de lo que fue su parte emocional o espiritual.
Ya solo queda un cuerpo,
Le abandonaron sus recuerdos, sus emociones quedaron en el aire, observando un entorno al que ya no pertenecen.
En la muerte aveces también hay belleza, pero para verla hay que comprenderla y asumirla como algo natural.

Viejencias

Pantera feroz, Recuerdos

espejovenEn esta semana he vivido momentos que me han llevado a reflexionar sobre la vejez.
Calleron en mis ojos lecturas que escribí hace tiempo, he tenido conversaciones al respecto que han revuelto una realidad que no he experimentado en mi, me puse en sus pellejos y he sentido la frustración de una anciana, que en compañía se sentía sola y otr@s como ella tenían un mismo sentir, sus cuerpos estaban en un lugar donde ya les era hostil, la calle ya no era ocio si no obligación, sus casas no eran ya hogares, sus presencias ya no eran tan bien venidas…
Quise ponerme en sus pieles y la vida olía mal, si, puede sonar horrible, pero así sentí