La novia

A pollazo limpio

Merezco un novio poeta que me haga bailar las pecas cuándo me escriba cartas.

Mientras le pienso, plancho un vestido de novia ajado, pasado de moda

Espero a mi príncipe, sin pensar en mí corazón republicano

Invierto mis pensamientos en dibujar el mejor perfil, mientras envejezco descartando amantes

Creo que el sol es el hueco por dónde nos mira cupido e iluminado nos lanza la flecha acertada…

Pasó la vida en el descarte y la vida me descartó sin darme cuenta, sin haberla vivido

Yo que merezco un novio poeta, morí doblando el velo que nunca me coronó.

Asumiendo

Lobo rosa

Hay veces que queriendo defender una postura se olvida lo aprendido y lo vivido hasta ese momento, toman importancia detalles que antes pasabas por alto y hoy por alguna razón es importante lo que hacen sentir, pensando con calma sin dejarse llevar demasiado por la emoción, calculas donde duele, donde pica, donde reconforta, no es fácil controlar, el ego aparece y es un gran pulso el que echa , que no es ni malo ni bueno, es parte de mi.
Sé que ser feliz no es tener una vida perfecta, que a veces las lágrimas te abren puertas hacía dentro, tendré la madurez de asumir que me equivoqué y la valentía de decir perdóname

Las tripas

Pantera feroz

Cuando me sonríe siento mis tripas
Lo mismo pasa si noto su gesto triste
En las dos opciones puedo apreciar lo mismo cocinándose en mi estómago: La sensación de que voy a tener que salir corriendo al baño.
Algo se precipita disfrazado de positivismo.
Un pellizco que no quiere serlo.
No es malo sentir lo desagradable, es malo advertir la careta, lo solapado…
Es decepcionante observar un carnaval tan evidente y tener que callar.

Asesinato

Pantera feroz

Veo un cañón de perfil, retrocedo unos pasos…
Detrás del arma un individuo oculta sus lágrimas en la oscuridad de la noche.

Espero con el a la victima.
En silencio…
Su respiración y la mía se acompasan

Sus ojos fijos en el horizonte, mi mirada inquieta busca el objetivo…

En dos segundos ocurre todo
A un lado se enciende una farola, le tiemblan los labios pero no el pulso, dispara al suelo.

Noto el sabor de la pólvora, el estruendo rompe mis nervios…

El, se aleja dando la espalda, sin prisa…

Espero a que desaparezca, me acerco apresurada al lugar del disparo,
no encuentro un cadáver tendido en el suelo, solo un pequeño charco…¿ de qué?…

No es sangre
Toco con los dedos esa humedad, huelo y por último, llevada por una curiosidad absoluta, me acerco los dedos mojados a la boca….

Sabe a sal de llanto… Por primera vez pruebo la nostalgia, la rabia, la pena, las frustraciones de un hombre, que un día fue infeliz
Tanto… Que decidió matar a su sombra….

Una declaración de amor

Pantera feroz

De madrugada, llena de una noche con vacíos irrellenables, no hay conversación que sustituya tu ausencia, me.. duermo con caricias recordadas por mis dedos y me derramo pensando en besos… tus besos.

 

Respiré tu presencia entre litronas y adolescentes, yo, tan distinta a ellos, pero con su misma efervescencia. Se transparentaban las intenciones en los encuentros de nuestras miradas. Caricias fugaces que tocaban algo mas que piel y ponían los pelos del alma de gallina, en cada dedo posado, baile de sentidos al ritmo de corazones acelerados.
Gotas de sudor del recuerdo que calentaba aún más el ambiente… Si, fue un regalo la noche.

 

Me gustaría tenerte enfrente de espaldas a mi, jugar con tu pelo, besarte la nuca, dibujar con mis dedos en tu espalda, regalarte caricias sin sexo, solo ternura hasta caer dormidos, despertar enredada en ti.

 

En mis pausas o silencios quería decirte que te quiero en mis brazos, te extraño entre mis piernas, que necesito tus ojos clavados en los míos….

 

Con tu permiso: … No te buscaba, pero te encontré a la orilla de mis sentimientos, todos dejados al ir y venir del tiempo….  llegaste tú, sin darte cuenta los recogiste y  me los mostraste, hoy los estoy colocando con calma en su lugar, en mi corazón, donde TU  tienes tu sitio.

No quiero olvidarte, te echo de menos…

El olor de la parca

Pantera feroz, Recuerdos

Cuando la vida huele a muerte la dermis reacciona erizándose
Su olor es distinto a todos los que olí, huele dulce y amargo, sutilmente rancio…
Es de esos aromas que se pegan al final del tabique nasal y en el fondo del paladar, se quedan allí para siempre.
Leves latidos que bombean la sangre cada vez más lento.
La respiración discontinua se entrecorta, ronca el cuerpo, suena desde un lugar muy profundo.
Lo físico se prepara para desgajarse, le mece el sueño separándolo así de lo mental.
El aliento perfuma su espacio más cercano y en extractores violentos o sin ellos se va alejando de lo que fue su parte emocional o espiritual.
Ya solo queda un cuerpo,
Le abandonaron sus recuerdos, sus emociones quedaron en el aire, observando un entorno al que ya no pertenecen.
En la muerte aveces también hay belleza, pero para verla hay que comprenderla y asumirla como algo natural.

Detalles

Lobo rosa

Por el día calienta el sol sin engañar al invierno que se deja notar adornando mi andar con árboles pelados, a la noche se adivina el frío que vendrá mañana, pues la madrugada se posa en los jardines que brillantes de rocío, me recuerdan que serán escarcha.
Me reconforta pensar que casi todo es temporal, que los detalles más pequeños son los que indican que todo está en movimiento. Todo vuelve y se va para regresar con distintos matices, el tiempo y nuestra atención son las herramientas que nos regala la vida.

Linda… “la lerda”

A pollazo limpio

 En esta escapada increíble a Cerdeña  nos ha acompañado una canción de Miguel Bosé, nunca había reparado en la letra, pero ese día si.
Me llevó a cúando a mi prima Montaña se la dedicaba su novio (ahora marido)  a ella se le ponían los pelos como escarpias, ahora tengo la duda si era porque se emocionaba o porque entendía el 
mensaje.

Voy a violar la canción con ningún tipo de permiso:“Linda, agua de la fuente Linda, dulce e inocente Ahora que te abrazo pienso en otra…
Linda, corazón de seda Linda, antes que suceda Antes de tenerme dentro escucha; Linda, te voy a ser sincero No estoy pensando en ti y no, no quiero lastimarte robarte tu primera vez pensando en otra ”
( yo traduzco): LINDA, ERES UNA LERDA Y ME PONES MUUUUUUUUUUUPOQUITO)  y sigue :” Linda, abrázame con fuerza y ayudame a olvidarla… Si, no quiero ver en ti la sombra de otra, las manos de otra, los besos de otra ..Linda, besos de aire puro Linda, quiero estar seguro Antes que se junten nuestros cuerpos …Linda, haz de modo que te sienta, que el amanecer sorprenda mi silencio sobre ti. Dime, ¿ que pudo tener ella ? Que hoy no tengas tu… Hoy… que no se lo que soy si soy un sueño o un mar de dudas que quiere amarte
Vamos, no me jodas!! (  ENCIMA LA POBRE LINDA, TIENE QUE AGUANTAR QUE SE ACUERDE DE LA LAGARTA Y MÁS AÚN, LE PIDE QUE LE EXPLIQUE LO 
 QUE TENÍA LA OTRA… LA OTRA LO QUE TENÍA ERA MÁS ESCUELA QUE LA MADRE QUE LA PARIÓ) 
Esto era una canción romántica, ya… pues a mi me la dedican y me entra un cabreo que le mando a por uvas para la noche vieja del 3027, vamos hombre LINDAAAAAAAAAAAAAAA APRENDE  LERDA!! .

Mis otoños

Lobo rosa, Pantera feroz

Bien venidos los vientos que alborotan las emociones, su fuerza nos obliga a cerrar los ojos para mirarnos de una forma más abierta por dentro

sin dejar de sentir en la piel su caricia violenta…

Un zarandeo externo, para acunar nuestras entrañas.

En el gris del cielo otros ven oscuridad, donde se puede ver claramente el movimiento, los claroscuros que pueden representar la vida

Los matices, lo bueno y malo, todo aparentemente mezclado desordenadamente.

Las nubes siguen su curso, como la vida de cada uno, deprisa, pero dejándose notar y ver, para quien se atreva a mirar el cielo.

Valientes quienes toman sus armas y las convierten en herramientas, osados los que con un pensamiento ponen en marcha el mecanismo de su poder y ayudan a construir por fuera, lo que sienten dentro…

Bien venido el otoño, donde se cae lo viejo al suelo, para que lo miremos con detenimiento, todo tiene su tiempo para volver a florecer, nos lo dice la vida, tiene que pasar el invierno, para que vuelva a nacer lo que ya conocemos, mientras tanto, se queda allí para que veamos  qué ha caído… y si queremos rectifiquemos.

Reconociendo que tampoco tiene que importar tanto lo que ya no es, porque en primavera vuelve a florecer lo que antes era.

Los regalos de la luna

Lobo rosa

La luna apareció temprano, casi me había acostumbrado a la penumbra
Pero ella iluminó la calle para dar mayor intensidad a las sombras.

Era una noche de arte extraño, de formas difusas adornando paredes hasta entonces vacías.
A mi me acompañaban el alcohol y el humo…

Me quedé quieta, la bombilla de la farola estaba rota, dejaba que la luz natural de la noche pintase de magia ese momento.
Pensé: ” Tu me sonreíste hace muy poco tiempo, pero concebí una sonrisa distinta”

Ahí perdí mi fuerza…

Medí la distancia de la luna a mi cara, era la misma sensación a veces contigo
tan cerca y tan distante…

Ella llena y yo llenándome de frío!!