Los nombres fantasmas

Lobo rosa

Sin que nadie se entere, estréchame en los sueños…

acaríciame el alma… y me delataré con mi mirada…

quiero ser dueña de esos luceros…

Lo placentero del sentirte…

y lo adecuado del mirarte…

 quiero ser la niña  aquella… que sin preocupaciones firmaba en un cielo infinito …

donde tú eras el rey de las estrellas…

yo solamente … una seguidora de la luna, que se eclipsaba ante una mirada inventada …

los dos culminábamos universos …

hablábamos en versos y nos fundíamos en el poder del amor…

mis besos ardían en tus labios…

tus manos moldeaban mi cuerpo, mientras yo pronunciaba con tenue voz tu nombre…

te llamabas …. ya no recuerdo tu nombre… pero recuerdo la sonrisa de cuando me lo dijiste en el sueño.

Te quise siempre y te querré para siempre aunque sea solo cosa mía.IMG_20141130_131111

 

La luz

Lobo rosa

El sol te a de cara, su resplandor nos ciega haciendo de la luz la oscuridad mas intensa.
Igual que estando en un túnel, no acertamos a dar un paso porque no vemos el camino, tenemos que acostumbrarnos, esperar y ahí es cuándo empezamos a distinguir las sombras y a caminar con menos dificultad… No hay secretos, ni magia, hay paciencia, confianza y espera.
Espera, no tienes que ver con los ojos físicos, ciérralos, que la luz vaya entrando dentro de ti, ocupando tu cuerpo, tranquilidad para sentir como ilumina, cuándo todo esté claro en ti, mira, pon atención en lo que ya no quieres, tómalo y ponlo fuera de ti y fuera del espacio en el que habitas, llévalo con cuidado, no lo dejes con rabia, ni mal sentimiento, agradece lo que aprendiste, vuelve a ti, llena el hueco que dejó con la luz que te invade, siente como limpia y repara una ausencia que ya no necesitas.
Entiende que tu generas tu propia luz, aprende, acostúmbrate
Nos asusta lo nuevo, nos sentimos desnudos dejando atrás viejos o recientes dolores, que han hecho de compañeros en esa mochila llamada vida… En la ligereza de soltar, creemos no saber tomar tierra, solo basta con abrir los ojos y mirar que estamos en ella, le debemos respeto, por eso no tenemos que andarla con un peso que nos molesta a los dos.
Aprendamos de ella, lo que en principio parece no servirle, le alimenta y regenera, toma lo que necesita, le es suficiente para sentirse sana, bonita y fuerte.
El amor siempre es la fuente, la paciencia, la calma, la pausa, la espera, es la escuela.
IMG_20181218_140508-01.jpeg

Buceando-me

Lobo rosa

14359231_10210529282536649_7975063778806905331_n
las cosas pasan de puntillas, rozando apenas la piel, parece no repercutir en nosotros, de ese roce, por mínimo que sea hay una reacción física y emocional, toda acción tiene repercusión.
Ultimamente me paro mucho a pensar en buscar en el fondo para encontrar respuestas, me quedo en mi superficie mirándome, estudiándome, siempre duele más ver con claridad y desde una perspectiva amplia, que quedándose en una sola conclusión, estancándose en un pensamiento.
Valorar sin poner nota ( que difícil) examinarse con el convencimiento que un suspenso, tan solo es un dato que tener en cuenta.
Cuándo dijeron “bien venido a la escuela de la vida” no se referían nada más y nada menos que a eso, todos somos maestros y alumnos simultáneamente, de cada situación ajena podemos sacar herramientas para ayudarnos a entendernos y comprender que cada cuál somos un espejo y que su reflejo puede parecerse a la situación de un desconocido y viceversa, que de pronto que te acerca a el con una reflexión y una pregunta ” eso me pasó a mi…¿que hice para resolverlo? mucha gente a esto le llama casualidad, no lo es, cuándo algo nos llama la atención o nos chirría de ésta forma, es porque tenemos que tenerlo en cuenta.
Lo sé, es agotador… análisis, búsqueda, comprensión, asimilación, integración y rectificación.
¿Y todo ésto para qué?
bueno, teniendo en cuenta que con la única persona que vamos a convivir realmente, hasta el último aliento, somos nosotros mismos. al menos que nos conozcamos bien

Yo… Mi, me, conmigo ❤️

Lobo rosa, Pantera feroz, Recuerdos

Yo: me manejo bien en mis defectos y mis virtudes, soy fuego, agua, aire y tierra, nunca soy hielo.

Mi: mucho más interesante mi yo por dentro de lo que aparenta por fuera.

Me: me meto conmigo, me río de mi. Me rio y lloro naturalmente, también me reiré de ti y si cuadra, contigo.

Conmigo: me he acostumbrado a mí, me comprendo, me estudio, conmigo estoy agusto.

Dramatizo lo justo!C360_2015-10-26-12-55-20-574